lunes, 25 de enero de 2010

J 15. Ferrer CB Vic - CB Granollers-Abolafio: 48-72

Una victoria que vale un liderato

Indiscutible victoria de un enrachado CB Granollers en Vic en un partido con excelente ambiente. Los de Joel Romeu consiguieron su quinto triunfo consecutivo mientras el Vic no conoce la victoria en esta segunda vuelta y ha perdido 3 de sus últimos 4 partidos. Por los de Osona fue baja Manel Freixas, con problemas en un abductor mientras que por los vallesanos fueron baja Rafa González, con una rotura muscular en el gemelo que se hizo la pasada jornada contra Monzón, y Romà Cutrina por prescripción médica tras una indisposición.

En el partido estaba en juego el liderato puesto que el CB Vic (balance 10-3) y el CB Granollers (balance 9-4) estaban separados por una sola victoria y los vallesanos ya habían derrotado a los de Osona en la primera vuelta (76-74) tras el mejor partido de Roger Esteller en esta temporada (20+13 y 35 de valoración).

Fue Marc Forcada el que inauguró el marcador y JJ Vall-Llobera el que respondió con 4 puntos consecutivos. Nadie podía imaginar que aquel 4-2 iba a ser la única ventaja del líder en todo el partido. Tras una jugada de dentro fuera para triple de Merchán se inició un parcial de 0-9 rematado con una gran jugada de Michel Diouf que después de poner un tapón estratosférico, corrió toda la pista para culminar la asistencia de un compañero para el 4-11. Con la salida de Garrote, Nualart y Balanzó a 3 minutos y medio del final, la defensa mejoró no concediendo ninguna canasta más, pero la “espesura” en ataque siguió ante las defensas alternativas del equipo entrenado por Joel Romeu (más de 6 minutos estuvieron los locales sin anotar). Ni ante la zona 2-3 ni ante defensa al hombre existía fluidez. A pesar de todo, un parcial de 7-0 para el 11-11 dio aire a los de Jordi Balaguer de cara al segundo cuarto. Pero los porcentajes locales eran desastrosos (3/14 de 2 y 1/5 de 3), con tan sólo 4 canastas de campo, que empezaban a retratar lo que iba a ser el partido.

La reanudación del CB Granollers fue coser a su rival a base de triples, primero con un 6-0 gracias a Vilanova y López Camacho, y después Esteller para el 15-20. El triple del Tigre de Sants fue el inicio de un 0-14 que rompió por primera vez el partido. Del 15-17 se pasó al 15-31 con canastas de todos los colores, con triple, jugada de 2+1, palmeo, contraataque, asistencias... y Fèlix Camacho como principal estilete (10 puntos en este parcial). Y en defensa, aunque Diouf no jugó en este cuarto (jugó Esteller de falso 4), Merchán y Forcada estaban siendo muy dominantes bajo los aros (14 rebotes entre los dos), intimidando mucho, evitando tiros y provocando rectificados el primero y aprovechando su fuerza el segundo, mientras que los porcentajes de los locales seguían siendo llamativamente bajos al descanso (6/22 de 2 y 2/9 de tres). Como ocurrió en el primer cuarto, tras otro pajarón con muchos minutos sin anotar, los de Osona maquillaron el marcador en el tramo final del periodo con un 7-2 para el 22-33 del descanso.

El tercer cuarto fue el más igualado, con un Ferrer CB Vic buscando remontar, y un CB Granollers respondiendo a cada intento con mucho acierto de cara al aro rival. Así, cuando entre un triple de Garrote y una canasta de Fradera los locales rompieron la barrera de los 10 puntos (29-37), los de Joel Romeu encontraron a un Fèlix López pletórico que anotó 6 puntos consecutivos para el 30-43. Y cuando Pau Vila y JJ Vall-Llobera volvieron a pisar la frontera de los 10 puntos (33-43), entre un determinante Diouf bajo los aros, y un escurridizo Roger Vilanova endosaron un 2-7 para una nueva máxima diferencia de 15 puntos (35-50). Los de Jordi Balaguer, como en los dos cuartos anteriores, acabaron con un parcial favorable de 5-3 y el CB Granollers 13 puntos arriba (40-53).

Jordi Balaguer lo intentó todo pero claramente no era el día de sus hombres, que parecen haber encajado muy mal el parón navideño. Los de Osona probaron una defensa en zona, pero un 2-7 de arranque finalizado con un triple de Dani Benítez la dinamitó (42-60). Los de Joel Romeu se movían por la senda de ir consiguiendo situaciones de máxima ventaja (+18, +19, +21, +23). Y la senda se convirtió en paseo triunfal con el Ferrer CB Vic estampándose contra la defensa rival, contra los brazos de Merchán y Diouf (3 tapones si es que no fueron más para el senegalés), y contra la ansiedad propia. Todo lo contrario que el CB Granollers que seguía gustándose y jugando cada vez más a placer. Del 46-62 se pasó al 46-69 tras un nuevo latigazo (0-7). Y el partido acabó con una nueva máxima ventaja (+24) tras triple del imparable Roger Vilanova. El Ferrer CB Vic sólo fue capaz de anotar 3 canastas de campo y su desesperación y desacierto se reflejan en el 0/11 desde 6,25 en este cuarto liquidado con un 8-19 para el 48-72 final. Tras estar 10 jornadas en Vic, el liderato cogió la C-17 en dirección sur hasta la capital del Vallès Oriental.

sábado, 23 de enero de 2010

J 14. CE Sant Nicolau - Ferrer CB Vic: 83-78

El CE Sant Nicolau remonta con un 34-15 en el último cuarto

Sorpresa en Sabadell donde cayó el líder frente al Club Esportiu Sant Nicolau tras una espectacular remontada en el último cuarto, no exenta de polémica, y tras un excelente partido en el que destacó Cesc Cabeza, MVP de la tarde y casi de la jornada.

El partido se inició con un primer cuarto donde los dos contendientes salieron bastante dormidos, con el Ferrer CB Vic jugando bien el balón pero al que no se le contabilizaron hasta 4 asistencias por fallar canastas fáciles bajo canasta. Aprovechando estos fallos y el abuso en el tiro de 3 visitantes, los de Josep Riera adquirieron las primeras ventajas (9-4) sacando partido del excelente momento de forma de Cesc Cabeza (8 puntos en este cuarto). La contra llegó de la mano de un enrabietado y motivado Adrià Fradera que se recuperó de los errores iniciales para anotar 6 puntos en este cuarto y acercar a los suyos en el marcador (11-10). Una entrada de Martí Nualart puso por primera vez al líder con ventaja (11-12), pero la única canasta del Xavi Costa pívot y un tiro libre del Pau Feliu cerraron el parcial favorable a los locales (14-12).

En el segundo cuarto abrió la guerra de triples Juli Garrote con su primer acierto (14-15) pero fue replicado por tres triples locales consecutivos (Ciriac Moreno y 2 del reaparecido Xavi Costa) para el 23-16. Fueron los minutos donde brilló el juego de ataque de los dos conjuntos como en el mate de Joan Balanzó tras una excelente jugada colectiva o como cuando Cesc Cabeza se unió al festival de triples aunque fue Juli Garrote el que ganó la batalla (4 triples en este cuarto) y el que acabó poniendo a su equipo por delante (27-28). Cesc Cabeza y Xavi Ventura intentaban resistir pero el cuarto triple de Garrote y los 4/4 tiros libres de JJ Vall-Llobera dieron una mínima ventaja para los visitantes al descanso (37-38) tras un trepidante parcial (23-26).

En la reanudación el partido mantuvo la tónica de igualdad hasta que Marc Sobrepera puso el 47-49 en el marcador. A partir de aquí se pudo ver a un Ferrer CB Vic mucho más despierto que su rival y que supo imponer su defensa (solo concedió cinco canastas de campo en 10 minutos). Martí Nualart (7 puntos en este tramo) y, sobre todo, Manel Freixas (12 puntos y 3 triples en este cuarto) fueron los estiletes ofensivos protagonistas de un parcial de 2-14 que rompió la igualdad (49-63) y puso la máxima diferencia de 14 puntos antes del cuarto final. Fueron minutos en los que se pudieron contemplar las virtudes del equipo de Jordi Balaguer. A partir de una excelente defensa nació el mejor juego en ataque visitante con las dosis de generosidad habituales caracterizadas por el juego colectivo, buscando la asistencia final, propiciando aquel pase de más que acababa en canasta o en tiros desde 4,60 por las faltas rivales (17 faltas para los locales y 14 para los visitantes al final del tercer cuarto).

Todo cambió en el último cuarto. Y de qué manera. Se pudo ver desde los primeros segundos. Joan Balanzó, que empezó el parcial con dos personales, a falta de 9 minutos y medio ya estaba eliminado por personales (3 faltas en 30 segundos). Con Albert Roma en el banquillo pero lesionado, el peso de las faltas ponía en crisis el juego interior visitante mientras Cesc Cabeza se multiplicaba, con el inestimable apoyo de un Marc Sobrepera reciclado a 4, para suplir la ausencia de Eric Fernández (también lesionado) y la inexperiencia de Xavier Costa. La zona planteada por Josep Riera se atragantó al líder que vio recortada su diferencia con un primer parcial de 7-0 en poco más de 4 minutos con bastantes pérdidas de balón (56-63). Jordi Balaguer pidió tiempo muerto buscando despertar a su equipo y soluciones en ataque. Pero Josep Riera volvió a sorprender con un nuevo cambio defensivo, otra vez al hombre, con mucha agresividad y apoyos buscando los 2x1. El parcial seguía creciendo hasta el 13-0 a falta de poco más de cinco minutos (62-63) con un Ferrer CB Vic que se había puesto muy pronto en bonus. Xevi Soler rompió la mala racha visitante y Adrià Fradera con un 2+1 tras asistencia de Edu Riu, propició los últimos síntomas de clarividencia visitante (65-70). Eran minutos en los que Cesc Cabeza ejerció de líder (12 puntos en este cuarto) y en que una animosa grada con mucho básquet base (fantásticos apoyando a sus 4 entrenadores y al equipo) empujando a los suyos hacia la remontada mientras los visitantes iban perdiendo los papeles entre personales y protestas. Bien es verdad que en los últimos cinco minutos, de los 13 ataques positivos para el Sant Nicolau, 10 habían acabado en la línea de 4,60. Y que en el último cuarto el balance de faltas fue de 6 cometidas por los locales y 16 cometidas por los visitantes (las mismas que el Sant Nicolau en todo el partido). Pero un equipo experimentado como el Ferrer CB Vic no puede perder la concentración como la perdió. El Sant Nicolau hacia minutos que tenía fe ciega en la remontada y ésta se culminó con el enésimo acierto de Cesc Cabeza a 2:30 del final (71-70). El ala-pivot local acabó con 27 puntos anotados con canastas de todos los colores tras un gran partido. Edu Riu hizo la última réplica visitante (71-72) mientras Xavi Ventura demostraba su habilidad para sacar faltas. Pero el éxtasis en la grada llegó tras un 3+1 de Marc Torres (78-74) a 35 segundos del final. El resto sobró. Carrusel de faltas con algunas gotas de teatro entre protestas y más protestas, con 10 visitas al tiro libre. Y no fueron 12 por un fallo de la mesa, con el reloj corriendo hasta el 0:00 a pesar de haber sonado el silbato y mientras se discutía la enésima falta personal señalizada, discusión que acabaron los árbitros dando por finalizado el partido (83-78). Eran los tiros libres para cambiar el average particular que favorece al Sant Nicolau, ya que los de Osona ganaron de 4 a los vallesanos en la primera vuelta (69-65). Fue el último despropósito de unos y otros.

El espectacular parcial que permitió dar la vuelta al partido y batir al líder, fue de 34-15. Como comentó el MVP Cesc Cabeza a Pol Guardia para Avui.cat, la clave del partido estuvo en el planteamiento del último cuarto: “los jugadores supimos encontrar ese punto de calma para jugar con la cabeza. La estrategia pasó por ir a presionar, a buscar el 2x1 y el baloncesto fácil. Y salió bien. Hemos sabido castigar a sus jugadores que peligraban por las faltas y hemos conseguido sentar a muchos en el banquillo" (fueron eliminados sucesivamente Joan Balanzó, Pau Vila y Edu Riu). Marc Sobrepera reconoció al mismo medio un punto de suerte: "Hay partidos en que el balón entra y otros que no. Ellos estaban muy nerviosos y olvidaron que tenían el marcador favorable". El mismo jugador destacó que el ambiente y el "ruido" del pabellón les ayudaron a poner el "coraje" necesario para vencer en la pista.

Destacados:
CE Sant Nicolau: Cesc Cabeza (27 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias, 6 faltas recibidas y 33 de valoración), Xavi Ventura (14 puntos, 3 asistencias, 2 recuperaciones, 6 faltas recibidas y 15 de valoración), Marc Sobrepera (10 puntos, 5 rebotes, 3 faltas recibidas y 13 de valoración) y Ciriac Moreno (8 puntos, 2 rebotes, 2 faltas recibidas y 10 de valoración).
Ferrer Club Bàsquet Vic: Adrià Fradera (17 puntos con 8/10 T2, 10 rebotes, 3 faltas recibidas y 18 de valoración), Edu Riu (12 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias, 4 faltas recibidas y 14 de valoración) y Manel Freixas (12 puntos con 3/5 T3, 3 faltas recibidas y 13 de valoración).

viernes, 22 de enero de 2010

J 12. Cosehisa Monzón - Ferrer CB Vic: 69-81

El Ferrer CB Vic ejerció de líder y se proclamó campeón de invierno

El dato: Primer partido con el Cosehisa Monzón del pívot dominicano José Francisco Cabrera, llegado al equipo para sustituir a uno de los hermanos Damus. El alero Richard sigue en el equipo pero con Carl se ha acordado su desvinculación del club. A diferencia del norteamericano Carl Damus, el nuevo fichaje es un cinco puro de 25 años, 102 kilos y 2,06 m. que tiene como principal activo un enorme talento atlético. El jugador del Ferrer CB Vic, Adrià Fradera, pudo hacer un extenso scouting de la nueva incorporación de su rival, no en vano fue compañero suyo la pasada temporada en el Platges de Mataró. Efectivamente, Cabrera se estrenó en EBA de manos del Peixefresco de Marín hace dos temporadas, y la pasada temporada con el Platges de Mataró conoció el grupo C donde destacó en el apartado reboteador (8 por partido), y colocó 43 tapones en 30 partidos. Jorge Serna pretende con este fichaje hacer mejor al equipo en defensa, aportando intimidación y rebote y aprovechar sus capacidades atléticas en ataque donde puede ser un contundente finalizador de las jugadas de sus compañeros siendo un consumado matador, y caso de cerrarse las defensas rivales para que no reciba, aumentar las opciones de los tiradores del equipo.

El pabellón en obras, la falta de calefacción y el frío en el ambiente no fueron rivales para el Ferrer CB Vic que ya sufrió en sus carnes estos condicionantes durante bastantes meses coincidiendo con la construcción de su nuevo pabellón no hace tanto tiempo. Los esforzados encargados de la pista la dejaron en condiciones poco antes del comienzo del partido pero hubo que renunciar a una calefacción que habría aportado calor pero también el fino polvo resbaladizo que la suciedad de las obras conlleva. Al final, como diría el tópico, los que quedaron helados fueron los locales que sucumbieron ante el mejor juego de los líderes que, pese a un mal segundo cuarto, supieron finalmente imponer sus poderes.

Con el acierto de Juli Garrote y el dominio en la pintura de Albert Roma, el Ferrer CB Vic tomó rápidamente la delantera con un parcial de 2-9. Un triple de Peruga amortiguó el mal comienzo pero Juli Garrote (8 puntos y 2 triples) puso rápidamente las distancias cerca de la frontera de los 10 puntos (5-14). Jorge Serna puso a sus hombres en zona y Richard Damus, muy frío en su primer partido en varios años sin su hermano, anotó sus únicos puntos con un triple que no pudo evitar que los de Jordi Balaguer siguieran liderando el partido, con dominio total bajo los aros (12 rebotes por 5 sus rivales). Con un juego ofensivo efectivo, en la línea de los de Osona, moviendo bien la zona, y castigando el aro rival, las diferencias fueron aumentando. Las pérdidas locales se sucedían (7 en este cuarto) y a dos minutos del final de cuarto, con los líderes doblando a su rival (10-20), Jorge Serna pidió su primer tiempo muerto. El tiempo surtió efecto y se consiguió frenar el ataque rival aunque ofensivamente seguía el colapso y solo se anotó un tiro libre hasta alcanzar el final de cuarto con los visitantes 9 arriba (11-20).

En el segundo parcial, el partido cambió totalmente. Con la zona mejor ajustada, pasando a dominar el rebote (13 a 6 favorables a los locales) y conducidos por Jony Maldonado, los de Monzón supieron reaccionar. Tras un triple de Xevi Soler (13-23) llegó un parcial de 6-0 que fue el primer aviso de los aragoneses (19-23). El parcial se alargó hasta el 13-2 (26-25) que puso por primera vez a los de Serna arriba en el marcador. Xevi Soler (8 puntos en este cuarto) y Pau Vila (2 triples) devolvieron el mando a los líderes (31-36) que se mostraban extrañamente blandos en defensa. Rangel Ramírez anotaba suspensiones cortas, Tomaradze penetraba hasta la cocina y Maldonado (9 puntos en este cuarto) era un martirio para la defensa que solo le detenía a base de faltas (acabó 10/10 en tiros libres). Un parcial de 8-0 hizo justicia al mejor juego local (39-36). Aunque Juli Garrote empató con un triple, una entrada de Koka Tomaradze permitió al Cosehisa irse al descanso por delante en el marcador (41-39) tras un parcial sorprendente ante la mejor defensa de la liga de 30-19.

El Ferrer CB Vic salió en la reanudación con la lección bien aprendida, apretando las tuercas en defensa y apoyándose en la experiencia y capacidad ofensiva de Joan Jordi Vall-Llobera (9 puntos en este cuarto) y Edu Riu (6 puntos en este cuarto). De este modo, tras los empates a 41 y 43, los de Jordi Balaguer tomaron de nuevo la delantera. Albert Roma completó un parcial de 2-9 (45-52) aunque a 3 minutos del final del cuarto cayó su cuarta personal. Jony Maldonado seguía siendo la principal baza ofensiva local (7 puntos en este cuarto) y suyo fue el 5-0 que recortó el marcador aunque Joan Jordi Vall-Llobera, en otro excelente partido (16+8) completó un parcial de 11-17 para el 52-56 a falta del tramo final.

Las esperanzas locales se esfumaron pronto ante el acierto de Juli Garrote que martilleó el aro rival con sus triples (acabó 7/11). Así empezó el cuarto y en cinco minutos ya había anotado tres sin fallo para un parcial de 4-11 y la máxima ventaja hasta el momento de 11 puntos (56-67). El Cosehisa Monzón se encontraba maniatado y las pérdidas se sucedían ante la defensa de los de Osona que solo concedieron una canasta de campo con una entrada de Maldonado. El cuarto triple de Juli Garrote en el cuarto (60-73) fue una puntilla pese a la quinta personal de Edu Riu con 3 minutos por jugar. Cayó el segundo triple de Peruga, aunque el Ferrer CB Vic no se amilanó. Aprovechando la calidad y experiencia de sus jugadores, supieron controlar el partido, alargar las posesiones y mover el balón con criterio como en la excelente jugada que acabó con el mate de Joan Balanzó. Tiago Negrizoli bajó la barrera de los 10 puntos demasiado cerca del final (66-75) a pesar de lo cual la respuesta fue contundente con un 0-6 (66-81) antes que Jony Maldonado, el mejor jugador local, redondeara una buena actuación personal (23 puntos y 5 personales recibidas) cerrando el partido con el triple final (69-81).

Jordi Balaguer estaba contento con el juego de sus hombres pese al mal segundo cuarto compensado el excelente comienzo y la buena segunda mitad en que dejaron a sus rivales en 28 puntos y tan solo 10 canastas permitidas. Todo lo contrario que Jorge Serna, que se mostraba contrariado, y se encerró con sus hombres durante bastantes minutos al final del partido. Como comentaba al Diario del AltoAragón, Serna estaba preocupado por la falta de ambición de sus hombres. El técnico vio a su equipo "muy fallón" y algo blando ante un fuerte rival. "Ellos, al final, en los 13 últimos minutos, han demostrado el por qué son líderes. Por partes, el primer cuarto lo hemos empezado muy mal en defensa, con poca comunicación, actividad y agresividad y eso les ha permitido canastas muy fáciles". Añadió que "luego la defensa zonal nos ha ayudado a meternos en partido y hemos cambiado la dinámica, aunque en el tercer cuarto han aflorado los nervios. En el últomp cuarto, con un quinteto para ganar, nos han dominado el rebote y ofensivamente hemos estado muy fallones. Estoy preocupado por lo que entiendo falta de ambición, porque las caras no han sido las de querer ganar el partido. Y eso me preocupa".

Destacados:
Cosehisa Monzón: Jony Maldonado (23 puntos con 10/10 TL, 2 rebotes, 2 asistencias, 2 recuperaciones, 5 faltas recibidas y 23 de valoración), José Francisco Cabrera (6 puntos, 7 rebotes, 3 tapones –top de la jornada-, 3 faltas recibidas y 14 de valoración), Daniel Peruga (8 puntos con 2/3 T3, 3 rebotes y 11 de valoración) y Rangel Ramírez (10 puntos, 5 rebotes, 3 faltas recibidas y 10 de valoración).
Ferrer Club Bàsquet Vic: Juli Garrote (23 puntos con 7/11 T3, 2 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones, 2 faltas recibidas y 19 de valoración), Joan Jordi Vall-Llobera (16 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias, 4 faltas recibidas y 19 de valoración) y Edu Riu (10 puntos con 3/4 T2, 13 rebotes, 3 faltas recibidas y 17 de valoración).

J 11. Ferrer CB Vic - Platges de Mataró: 67-69

El Platges de Mataró gana al líder con un último cuarto increíble

El dato: El CB Vic pierde su primer partido en el nuevo pabellón municipal y rompe una racha de 10 victorias consecutivas incluida la Lliga Nacional Catalana EBA. Las únicas pistas que se mantienen invictas son las de los equipos vallesanos CB Granollers y CB Mollet.

Los de Joan González habían hecho merecimientos para ganar a los largo de la mayor parte del partido gracias a un gran trabajo defensivo, no en vano es la segunda mejor defensa del campeonato (68,6 puntos recibidos por partido). Pero todo el trabajo realizado estuvo a punto de irse al traste en un increíble último cuarto en el que el CB Vic sacó su orgullo y demostró su calidad, pasando de perder de 22 puntos (36-58) a ganar por 4 (67-63) en poco más de 7 minutos. Pero después de haber hecho lo más difícil y de remontar 26 puntos, el Ferrer CB Vic acabó perdiendo tras un parcial de 0-7 final del Platges de Mataró, al no saber gestionar los de Osona los ataques finales.

El Ferrer CB Vic arrancó con un 4-0 pero pronto el partido se equilibró y entró en una fase de alternancias en el dominio del marcador hasta que, tras el 8-7, los de Joan González encadenaron un parcial de 0-8 apoyados en una excelente defensa contra la que se estrellaban los locales una y otra vez (8-15). Un tiempo muerto de Jordi Balaguer dio paso al 13-15 aunque fue Jacob Molina el que cerró el marcador con el 13-17 y los primeros síntomas de un líder con resaca copera, algo frío y con malos porcentajes de tiros de campo (5/17 para el 29%).

El segundo cuarto empezó por los mismos derroteros, con muchos problemas ofensivos para los locales, y el Platges de Mataró que empezó a distanciarse en el marcador sin acusar las rotaciones ni la falta de Van de Hare que se había vuelto a cargar pronto de personales. Al ecuador del cuarto, el parcial era ya de 2-9 (15-26) y los de Joan González alcanzaron ventajas de dos dígitos. Los triples de Balanzó y Riu recortaron diferencias (23-29). Una técnica al banquillo local y el desacierto en el tiro (7/27 para el 26% en tiros de 2 al descanso) dieron paso a una nueva máxima ventaja de 13 puntos (23-36) tras un 0-7 de un sólido Platges de Mataró, con la anotación muy repartida entre los 9 componentes de la rotación en que todos anotaron, desde los 6 puntos de Jordi Ventura a los 2 puntos de Jaume Solans. Dos acciones individuales de Edu Riu (8 puntos y 2/2 triples en este cuarto) dieron paso al descanso (28-36) tras otro parcial visitante (15-19).

En la reanudación, al Ferrer CB Vic se le fundieron definitivamente los plomos, con fallos continuos bajo canasta mientras el Platges de Mataró iba a lo suyo, con paso firme, añadiendo los triples (Mons y Hernández) a su repertorio ofensivo. En 4 minutos el parcial fue de 2-10 (30-46) y una nueva máxima diferencia en el tiempo muerto de Jordi Balaguer. Eran minutos en que solo Albert Roma creaba algún problema a la defensa de los del Maresme (34-48) pero una antideportiva precisamente de Roma sobre Jordi Ventura y un parcial de 0-8 situaron la máxima diferencia de 22 puntos a dos minutos del final del cuarto. Los primeros síntomas de mejoría local se concretaron a partir de la defensa, pero el ataque seguía espeso. No era el día de los referentes: Juli Garrote (0/5 en tiros de campo), Martí Nualart (0/5 en tiros de campo), JJ Vall-Llobera (1/8 de dos) y Edu Riu (1/8 de dos aunque la estadística oficial le da 2/9 porque le atribuyen un palmeo que en realidad fue de... ¡Pau Vila!). Tan solo Albert Roma y Xevi Soler, que fue quien cerró el marcador (36-56), aguantaban el tipo en un equipo muy desacertado con un 24% en tiros de 2 (11/45) y un parcial de 8-20 en el tercer cuarto.

Un rebote ofensivo de Jaume Solans volvió a poner la diferencia de 22 puntos (36-58) cuando llegó la reacción local. Como nos explicó Joan González al final del partido, era una reacción esperada, porque el Ferrer CB Vic es un gran equipo. Lo inesperado fue la rotundidad y el calibre de dicha reacción iniciada con triples de Manel Freixas y Xevi Soler. Joan González detuvo el partido cuando sólo se llevaba 1:20 (42-58). Cuando poco después el entrenador de los del Maresme volvió a detener el partido, había encajado un parcial de 17-3 (53-61) en menos de 4 minutos de remontada liderada por el joven base Pau Vila (10 puntos y 3 recuperaciones en este cuarto) y el veterano Xevi Soler (12 puntos en este cuarto). Pese al 0/4 desde el tiro libre de Adrià Fradera, las continuas recuperaciones y canastas fáciles de los de Jordi Balaguer permitieron empatar el partido en solo 6 minutos y medio de parcial (63-63). Y fueron los más jóvenes (entrada de Manel Freixas y recuperación y canasta de Pau Vila) los que remataron un parcial de 14-0 para poner a su equipo 4 arriba (67-63). Un increíble 31-5 en 7 minutos. Pero sucedió lo inimaginable. Si la remontada brutal era absolutamente imprevisible, también lo era que una vez conseguida y hecho lo más difícil, el Ferrer CB Vic acabara perdiendo el partido. Y esto fue lo que sucedió tras más de 2 minutos sin anotar de los locales que gestionaron muy mal sus últimos ataques donde imperó el individualismo. Por el contrario, el Platges de Mataró supo sobreponerse al chaparrón recibido con un 0-7 final. Llorenç Mons con un triple empató a 67 e Ignasi Ariño, tras una recuperación, supo remachar desde el tiro libre (67-69) a un minuto de la conclusión. De aquí al final imperó el desacierto y Adrià Fradera falló los tiros libres para la prórroga (0/6 desde 4,60 del ex del Mataró en los cinco minutos finales).

Destacados:
Ferrer Club Bàsquet Vic: Edu Riu (10 puntos con 2/2 T3 pero 1/8 de 2, 11 rebotes, 4 asistencias, 2 recuperaciones, 5 faltas recibidas y 22 de valoración), Pau Vila (10 puntos con 4/5 T2, 5 rebotes, 2 asistencias, 5 recuperaciones –top de la jornada-, 4 faltas recibidas y 18 de valoración) y Xevi Soler (19 puntos con 3/4 T3, 5 rebotes, 2 faltas recibidas y 18 de valoración).
Platges de Mataró: Jacob Molina (8 puntos, 4 rebotes, 3 recuperaciones y 14 de valoración), Remon Van de Hare (9 puntos, 4 rebotes, 6 tapones –top de la jornada-, 3 faltas recibidas y 11 de valoración), Paco Hernández (8 puntos, 2 rebotes, 3 faltas recibidas y 10 de valoración), Llorenç Mons (10 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias, 4 faltas recibidas y 10 de valoración) y Jaume Solans (8 puntos, 3 rebotes y 10 de valoración).

jueves, 21 de enero de 2010

Final Lliga Catalana. Ferrer CB Vic - Recambios Gaudí CB Mollet: 66-65

El Ferrer CB Vic se proclama campeón al vencer por 66-65 en una final apasionante que el Recambios Gaudí CB Mollet no supo ganar cuando aventajaba a su rival por 6 puntos (59-65) a 1:30 del final.

El dato: El Ferrer CB Vic intentaba reeditar su victoria en la Lliga Catalana EBA 2004-05 mientras que el CB Mollet buscaba conseguir su primera Lliga después de haber caído en su primera y única final frente al CB Cornellà en la ya lejana temporada 1993-94. Entre los jugadores presentes en la final, Lucho Fernández era el que acumulaba más presencias con cinco finales con cuatro equipos distintos (2 con el CB Granollers, CB l’Hospitalet, CB Olesa y CB Mollet) y con un título (CB Granollers), seguido de Xevi Soler con 4 finales (2 con CB Vic, CB Granollers y CB Prat) y dos títulos (los dos con el CB Vic). Con tres presencias varios jugadores: Martí Nualart (2 con CB Vic y CB Prat) y dos títulos, Edu Riu (2 con CB Olesa y CB Vic) y un título, Unai Abrisqueta (CB Olesa, CB Prat y CB Mollet) y un título, Jordi Pons (2 con CB Montcada y CB Mollet) y un título. Por último, entre los jugadores que repetían final, el más joven era Adrià Fradera (la temporada pasada perdió con Mataró), y también encontramos a Joan Jordi Vall-Llobera (dos finales y dos títulos con CB Prat y CB Vic), Joan Balanzó (una victoria y una derrota precisamente contra su actual club con el CB Olesa), Lluís Curto (derrotas con CB l’Hospitalet y CB Mollet) y Jonathan Ramírez con el título de la temporada 1997-98 en que el CB Valls 1997-98 derrotó en la final de la Lliga Catalana al Llobregat Centre de Cornellà por 75-69.

Complicada victoria del Ferrer CB Vic

Fantástica y complicada victoria del Ferrer CB Vic en una apasionante final que no se decidió hasta los segundos finales. Por primera vez los de Osona consiguieron una de sus proezas en pista propia. Hasta ahora las grandes victorias (Lliga Catalana EBA, ascenso a LEB Plata, Copa LEB Plata, Campeón Liga regular LEB Plata y ascenso a LEB Oro) se consiguieron lejos de Vic. Era la primera vez que había la posibilidad de conseguir una gran victoria, arropados por sus fieles seguidores. Pero no por ello el triunfo fue más fácil. Baste recordar que a 1:30 del final, el Recambios Gaudí CB Mollet dominaba por 59-65. Pero los vallesanos no supieron jugar los instantes finales y después que Xevi Soler colocara a su equipo por delante con un triple y una valiente entrada, los de Alex Coma perdieron el balón decisivo en un ataque que valía una victoria.

Los nervios de los primeros segundos, donde nadie era capaz de anotar, nos dejaron bien a las claras que nos encontrábamos en un partido decisivo que valía un título. Fue un clásico (triple de Jonathan Ramírez con una mano en la cara) el disparo de salida por lo que hace a la anotación. Y otro clásico (triple de Juli Garrote) fue el que puso por primera vez al Ferrer CB Vic por delante en el marcador (6-5) pasados los 3 minutos de juego. Después llegó una increíble sucesión de canastas de uno y otro equipo, con 7 intercambios consecutivos de dueño en el marcador. La secuencia la rompió Juli Garrote con un robo con canasta que provocó el tiempo muerto de Alex Coma (14-11) a poco más de tres minutos del final del cuarto. Aunque Jonathan Ramírez fue capaz de empatar otra vez con un triple, los de Osona replicaron con una canasta de Adrià Fradera y un nuevo triple de Juli Garrote (10 puntos en este cuarto) para el 19-14. Un tapón recibido por Martí Nualart y la falta personal de la frustración innecesaria del capitán en medio campo, con su equipo en bonus y a 2 segundos del final del parcial, dio paso al 19-15 de los primeros 10 minutos después que Jonel Palou anotara uno de sus tiros libres.

El inicio del segundo cuarto volvió a reflejar la tensión del partido con una sucesión de errores y pérdidas que impedían anotar. Un veterano en estas lides como Jordi Pons rompió la mala racha y el enésimo triple de Jonathan Ramírez volvió a empatar el partido (20-20). El más joven del partido, Manel Freixas, también era el más valiente (7 puntos en este cuarto) en un tramo igualado en que los empates se fueron repitiendo a 26, 31, 36 y 38 puntos. Un toma y daca en el que también destacaron Juli Garrote y Joan Balanzó por los de Osona y Jonathan Ramírez y Jordi Pons por los del Vallès. Un tiro libre de JJ Vall-Llobera y una sucesión de triples fallados consecutivamente por el cañonero Jonathan Ramírez siempre incomodado (en su marcaje se fueron turnando Martí Nualart, JJ Vall-Llobera, Manel Freixas y hasta Pau Vila en el tramo final), dieron paso al descanso con un apretado 39-38 después de un parcial de 20-23.

Si en el primer y segundo cuartos costó anotar la primera canasta, que decir de la reanudación. Más de tres minutos se mantuvo el marcador a cero mientras caía la tercera personal del capitán local Martí Nualart, desgastado en su marcaje a Jonathan Ramírez. Fue una espectacular contra de Juli Garrote, con "caño" a su defensor incluido, la que rompió la sequía desde el tiro libre al recibir personal. A los cinco minutos, el parcial era un raquítico 4-0 para el 43-38. Pero la respuesta en forma de 0-7 volteó el marcador, con un triple de Lluís Curto y 4 puntos de Jonel Palou (Palou y Curto fueron los únicos visitantes que anotaron en este cuarto). El CB Vic aprovechó el único paso de Jonathan Ramírez por el banquillo para que Jordi Balaguer estrenara una defensa en zona 1-3-1 que desquició al ataque vallesano con dos lanzamientos al canto del tablero incluidos. Un parcial de 7-0 les devolvió el mando en el marcador (50-45) y un triple de Joan Balanzo puso la máxima distancia en todo el partido de tan solo ¡6 puntos! signo de la igualdad reinante (53-47). Pero otra vez una personal innecesaria, a 2 segundos del final del parcial (la tercera de Edu Riu), recortó el marcador hasta el 53-49 tras un reducido parcial de 14-11.

Pero la presión de jugarse el título en pista propia paralizó las muñecas a los hombres de Jordi Balaguer, que ya había señalado en las declaraciones previas las dificultades de jugar como máximo favorito en casa. Más de 6 minutos sin anotar estuvo el Ferrer CB Vic, desde el triple de Balanzó, mientras Jonathan Ramírez martilleaba a base de triples y el experimentado Jordi Pons le acompañaba en la anotación. Del 53-47, próximo al final del tercer cuarto, se pasó al 53-58 (parcial de 0-11). Adrià Fradera frenó la mala racha pero una jugada de 2+1 de Lucho Fernández elevó la diferencia a 6 puntos a poco más de 3 minutos del final. Tras la quinta personal de Martí Nualart y los tiros libres anotados de Ramírez, la diferencia de 6 puntos se mantenía a falta de dos minutos (57-63). A Joan Balanzó (4/4 TL) no le tembló el pulso desde 4,60 pero sí al resto del equipo (2/6) y los 6 puntos se mantenían a falta de 1:30 (59-65) cuando Xevi Soler se cargó el equipo a sus espaldas y los colocó por delante con un triple y una valiente entrada a 16 segundos del final (66-65). Parecía que el CB Mollet no sabía ganar cuando tuvo el partido en sus manos. Incluso Jonathan Ramírez había fallado poco antes dos tiros libres en la quinta personal de Edu Riu, en una jugada para la polémica pues había anotado un primer tiro libre que fue anulado. La única lectura que se me ocurre hacer es que, al ser la quinta personal de Edu Riu, había un minuto para efectuar el cambio reglamentario y aún no había salido su sustituto cuando Jonathan lanzó. El árbitro que puso el balón en sus manos para que realizara el primer lanzamiento cometió un grave error. O así lo entiendo yo. Lo que se me escapa es si reglamentariamente el tiro anotado debería tener o no validez. Con los 16 segundos por jugar y 66-65 en el marcador, Alex Coma pidió tiempo muerto. El Ferrer CB Vic declinó hacer faltas y apostó por la defensa. Y el CB Mollet, que no había sabido jugar los últimos minutos, tampoco supo jugar su último ataque. Ante una intensa, y arriesgada por lo desordenada, defensa local, con el clamor de la grada volcada animando a sus jugadores, el CB Mollet perdió el balón decisivo. Gran final, sufrida victoria local (en un partido que no merecía tener perdedor) y emoción de principio a fin ¡Qué grande es el BA-LON-CES-TO!

Destacados:
Ferrer Club Bàsquet Vic: Joan Balanzó (12 puntos, 11 rebotes, 4 faltas recibidas y 20 de valoración), Juli Garrote (18 puntos con 3/4 T2 y 3/7 T3, 4 recuperaciones, 2 faltas recibidas y 15 de valoración) y Manel Freixas (9 puntos, 2 asistencias, 2 recuperaciones, 2 faltas recibidas y 11 de valoración).
Recambios Gaudí CB Mollet: Jordi Pons (9 puntos, 8 rebotes, 3 faltas recibidas y 15 de valoración), Jonel Palou (10 puntos, 8 rebotes, 3 faltas recibidas y 14 de valoración) y Jonathan Ramírez (22 puntos con 6/15 T3, 6 faltas recibidas y 10 de valoración).

CINCO IDEAL de la Final a 4:

Base: Juli Garrote (Ferrer CB Vic): 40 puntos con 9/19 T3 y 28 valoración.
Escolta: Jonel Palou (Recambios Gaudí CB Mollet): 18 puntos y 18 de valoración *
Alero: Jonathan Ramírez (Recambios Gaudí CB Mollet): 53 puntos con 8/23 T3 y 33 valoración.
Ala-pívot: Joan Balanzó (Ferrer CB Vic): 17 puntos, 15 rebotes y 27 valoración.
Pívot: Jordi Pons (Recambios Gaudí CB Mollet): 18 puntos, 15 rebotes y 34 valoración.
* también jugó de base

Nuestro MVP compartido para la fuerza del bloque del equipo del Ferrer CB Vic. De todos modos, destacar la actuación decisiva de Juli Garrote en semifinales, además de ser el máximo anotador de su equipo en los dos partidos y, evidentemente, en el conjunto de la Final a 4. Destacar también a Xevi Soler, no tanto por los números reflejados en sus estadísticas, sino por su valiente actuación en semifinales (5/5 penetraciones) y, sobre todo, en la final donde se cargó al equipo a sus espaldas en los momentos decisivos, cuando más encallado estaba su equipo, anotando un triple y protagonizando una entrada que voltearon el marcador a poco del final.

Lliga Catalana. 2ª semifinal Ferrer CB Vic - CB Sanfeliuenc-Eninter: 74-68

Los anfitriones se aseguran la final tras una trabajada y complicada victoria con “garrotazo” final

Duelo de estrategias entre dos de las plantillas con rotaciones más amplias de la liga. Iniciativa de los locales pero con un CB Sanfeliuenc dirigido por Àlex Terés que se pasó el partido “picando piedra”, provocando momentos de colapso ofensivo a su rival gracias a su defensa sobre los interiores rivales, a sus cambios en los bloqueos y a sus defensas alternativas. Pero enfrente estaba otro conjunto muy bien dirigido desde el banquillo por Jordi Balaguer, que también puso en un brete a sus rivales con su defensa y que en ataque, cuando no encontraba respuestas colectivas, supo hacer uso de la calidad individual de sus jugadores (Xevi Soler estuvo sensacional) o a la inspiración y valentía en momentos puntuales como hizo Juli Garrote (22 puntos y 6/12 triples), que dinamitó el partido con su triple salvador a 12 segundos del final.

Lluís Molina (gran partido el suyo) fue el que estrenó el marcador pero la respuesta fue un parcial de 13-0 con una lluvia de triples de Juli Garrote (3 de consecutivos) y dos canastas de Edu Riu. Àlex Terés intentó poner calma con un tiempo muerto (13-2) aunque una nueva canasta de Juli Garrote (14 puntos en este cuarto) culminó un parcial de 15-0. Un triple de Martí Nualart seguido de un tapón defensivo de Albert Roma consolidaba un inquietante 18-4 para los del Baix Llobregat. Pero los hombres de Àlex Terés supieron reaccionar y, a pesar del cuarto triple de Juli Garrote, empezaron a carburar conducidos por Albert Balboa. Con canastas de Porto, Bayó, un triple de Ivanovic y una entrada de Balboa encadenaron un 3-10 que dulcificó el marcador (21-14). Tarés ya había puesto a 9 jugadores en pista por 7 Balaguer.

Sergi Navarro asistido por Javi Porto hizom que el CB Sanfeliuenc volviera a inaugurar el marcador en un arranque de cuarto (21-16). El Ferrer CB Vic tuvo que superar una fase de desconcierto en la que se acumulaban las pérdidas (balance recuperadas-pérdidas de 4-10 en el descanso). Las soluciones llegaron desde la temida defensa del equipo de Jordi Balaguer, que pasó otra vez el rodillo y “maniató” a sus rivales (9/37 para el 24% en tiros de campo del CB Sanfeliuenc en la primera mitad). El dominio e intimidación de Albert Roma bajo los aros se concretó en un parcial de 10-0 (31-16) a menos de tres minutos del descanso. Pero el CB Sanfeliuenc demostró su orgullo, casta y fuerza como equipo. Lejos de hundirse, dio una respuesta adecuada en la pista que se inició con el segundo triple de Stefan Ivanovic y culminó con un 2+1 de Marc Iván Mañés con la tercera personal de Balanzó (32-24 tras un parcial de 1-8). Un triple de Martí Nualart rompió la mala racha y volvió a “equilibrar el desequilibrio” en torno a los dos dígitos. La típica jugada entre pívots locales con asistencia de Riu a Roma cerró el marcador al descanso con el 39-27, tras un parcial de 18-13.

El CB Sanfeliuenc salió mucho más despierto en la reanudación. Liderados por un acertadísimo Lluís Molina hicieron encajar un parcial de 6-16 en poco más de 4 minutos con 10 puntos del alero visitante. Jordi Balaguer detuvo el partido a 5:40 del final del cuarto y 45-43 en el marcador. Un triple de JJ Vall-Llobera encontró la respuesta de Stefan Ivanovic desde el tiro libre (4/4) que supuso el máximo acercamiento después del 0-2 inicial (50-49). El Sanfeliuenc compensaba sus problemas de porcentajes en los tiros de campo con un gran acierto desde el tiro libre producto de las faltas recibidas con una defensa rival al límite (9/9 en este cuarto y 23/26 al final del partido). Fue el momento en que Xevi Soler tomó el mando de las operaciones con sus penetraciones (3/3) a falta de respuestas colectivas cerrando el parcial Juli Garrote con el 58-52 tras el primer cuarto favorable para los de Àlex Terés (19-25).

Aunque el parcial definitivo comenzó con un triple de Joan Balanzó, pronto se vio que el triunfo local se haría rogar ante unos rivales que seguían “picando piedra” sin descanso, aprovechaban la ausencia de Albert Roma para dominar la pintura y conseguir segundas oportunidades para compensar su desacierto. Su intensidad se vio reflejada en más rebotes ofensivos (16) que defensivos (14) y provocando a su rival un pobre balance pérdidas-recuperaciones (6-24) mientras el suyo era excelente (11-11). Otra vez los primeros minutos de cuarto fueron de colapso atacante local y Jordi Balaguer detuvo el partido exactamente en el mismo momento en que tuvo que hacerlo en el cuarto anterior, a 5:40 del final (61-58) y con tan solo 3 puntos anotados en 4:20. Las soluciones llegaron otra vez de la mano de Xevi Soler con otra penetración y un 2+1 no convertido, y con un triple a tablero de Juli Garrote (66-59). Esto podía haber destrozado a cualquiera pero no al CB Sanfeliuenc que siguió luchando con fe recortando punto a punto a base del acierto desde 4,60 (7/8 en este cuarto) y a la inspiración de Lluís Molina y Albert Balboa, que con un triple increíble ("apostoflante" que diría Robirosa) puso el 69-68 a falta de 26 segundos. Pero la confianza de Juli Garrote en su muñeca (llevaba 5/11) se juntó con una valentía que rozó la temeridad cuando a falta de 12 segundos del final y 10 segundos de posesión, se lanzó un triple que ... entró!!! Un triple que se saltaba todos los manuales pero que valía una final. El desconcierto que generó en sus rivales se tradujo en una pérdida de David Ausina que permitió a Xevi Soler cerrar el marcador con un 74-68 que enmascara las emociones finales. BA-LON-CES-TO en estado puro ¡Gracias a los dos equipos por el gran partido con que nos obsequiaron!

Destacados:
Ferrer Club Bàsquet Vic: Xevi Soler (15 puntos con 5/5 T2, 3 rebotes, 5 faltas recibidas y 16 de valoración), Edu Riu (8 puntos con 3/3 T2, 8 rebotes, 2 recuperaciones, 2 faltas recibidas y 16 de valoración), Albert Roma (6 puntos, 11 rebotes, 2 tapones y 15 de valoración) y Juli Garrote (22 puntos con 6/12 T3, 2 rebotes, 3 asistencias, 2 recuperaciones y 13 de valoración).
CB Santfeliuenc-Eninter: Luis Molina (21 puntos, 2 rebotes, 4 faltas recibidas y 14 de valoración) y Stefan Ivanovic (10 puntos, 5 rebotes, 5 faltas recibidas y 14 de valoración).

Lliga Catalana. 1ª semifinal Recambios Gaudí CB Mollet – GAM CB Vila-seca: 80-59

El CB Mollet, liderado por Jonathan Ramírez, rompió el partido desde el primer cuarto

Una vez más, como ya viene siendo habitual en la Liga, las lesiones condicionaron el juego del GAM Club Bàsquet Vilaseca. A la ya conocida baja de Elvis Sánchez, se sumaron las de Adrià Baiget y Pablo Javier Avilés que habían disputado la última jornada de liga. Un 13-2 como arranque de partido, con 8 puntos de Jonathan Ramírez, ya dieron pistas claras de lo que iba a ser el partido. No había antídoto para frenar a Jonathan Ramírez, que llegó a conseguir canastas de “palomero”, y el CB Mollet era muy superior al Vila-seca en hombres y juego. El tiempo muerto de Carlos Aparicio llegó a frenar la sangría pero sin evitar el 24-10 del primer cuarto finalizado con dos canastas fáciles de Jonathan Ramírez que ya llevaba 12 puntos, los mismos que sumaron entre Lluís Curto (2+1), Lucho Fernández (2 canastas) y Pau Viladomat (canasta y triple).

En el segundo cuarto la cosa fue a peor para los de Vila-seca. El parcial de 7-0 de final de cuarto, pasó a ser de 22-0 con lluvia de triples (Jonathan Ramírez, Jonel Palou y Roger Dam) para alcanzar un 39-10 rompedor con una ventaja de 29 puntos (sería la máxima del partido). El orgullo de Natxo Farré, que tiró de su equipo, y las canastas de Ferran Torres pusieron freno a la caida libre, después de estar más de siete minutos sin anotar, con un parcial de 2-9 que hizo pedir tiempo muerto a Àlex Coma (41-19). Jonel Palou (8 puntos en este cuarto) devolvió las aguas a su cauce y al descanso los vallesanos doblaban a su rival (46-23) con Jonathan Ramírez (19 puntos y 7/8 de 2) como figura destacada.

En la reanudación, entre Alan Crabtree y Ferran Torres propiciaron un arranque maquillador (49-32) que rompió Lluís Curto con su segunda jugada de 2+1 del partido. Las diferencias volvieron a crecer y se acercaron otra vez a su máximo tras jugada de 3+1 del inefable Jonathan Ramírez (63-35). Àlex Coma dio cancha a Oscar Santos que se mostró muy activo y que anotó sus primeros puntos gracias a un tapón ilegal. Al final del cuarto se llegó con 25 puntos de ventaja (67-42) tras un parcial de 21-19 con otra exhibición de la facilidad para encestar de Jonathan Ramírez que anotó 12 puntos más en este cuarto para los 31 con que acabó el partido. Tocaba descansar y guardar pólvora para la final

Àlex Coma se pudo permitir el lujo de dar descanso, pensando en la final, a su pintura titular (Lucho y Griso) y seguir dando cancha a Oscar Santos y poner en pista a Sever Dzigal apadrinados y acompañados por el incombustible y experimentado Jordi Pons (19 de valoración con 9 puntos y 7 rebotes), el campeón presente más veterano, con un título con el CB Montcada en la ya lejana temporada 1995-96. Fue un último parcial sin historia y como se dice siempre, de maquillaje de marcador gracias a un 0-11 de los de Carlos Aparicio que puso el 70-53. Parcial y maquillaje que pudo ser mejor de no mediar el 1/7 tiros libres en este tramo (el Vila-seca acabó con un pobre 5/13 para el 38%). Pero unos “minutos Dam” (8 puntos en este cuarto) y el 2+1 final de Jordi Pons pusieron brillante colofón para el 80-59 definitivo.

Destacados:
Recambios Gaudí CB Mollet: Jonathan Ramírez (31 puntos con 8/10 T2 y 9/10 TL, 2 rebotes, 6 faltas recibidas y 23 de valoración), Jordi Pons (9 puntos, 7 rebotes, 3 recuperaciones, 2 faltas recibidas y 19 de valoración), Jonel Palou (8 puntos con 2/3 T3, 6 rebotes, 2 asistencias, 3 faltas recibidas y 14 de valoración) y Lucho Fernández (4 puntos, 8 rebotes, 2 recuperaciones y 10 de valoración).
Gam Club Bàsquet Vila-seca: Ferran Torres (18 puntos, 7 rebotes, 2 recuperaciones y 17 de valoración), Natxo Farré (12 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones, 6 faltas recibidas y 17 de valoración) y Luis Enrique González (12 puntos, 9 rebotes, 2 recuperaciones, 5 faltas recibidas y 10 de valoración).

J 10. Avantmèdic Lleida - Ferrer CB Vic: 64-82

El dato: Bàsquet Lleida y Ferrer CB Vic volvieron a verse las caras en el Barris Nord. Ambos equipos se habían enfrentado varias veces por emparejamientos en las Lligas Catalanas LEB y se enfrentaron por última vez el 15 de mayo de este mismo año. Era la última jornada de Liga, pero era un Liga muy diferente. Ambos militaban en la LEB Oro. Pero en verano, los dos se vieron obligados a descender dos categorías por motivos económicos.

El líder pasó el rodillo

El Ferrer CB Vic demostró a su paso por el Barris Nord que es un líder sólido y obsequió con un excelente partido a los fieles seguidores que se hicieron la kilometrada para seguir sus evoluciones. Intensidad, defensa, acierto, velocidad, amplias rotaciones sin perder el ritmo, circulación de balón, generosidad en el juego… estas fueron algunas de las virtudes con las que obsequió al respetable el equipo de Jordi Balaguer que comanda con autoridad la clasificación con un balance de 9-1 y que es el virtual campeón de invierno del grupo C de EBA.

Aunque la primera canasta del partido fue de Joan Jordi Vall-Llobera, un parcial de 6-0 dio las primeras ventajas a los anfitriones que presentaban un cinco inicial muy joven, con una media de poco más de 22 años (Oriol Jorge, Sutina, Saiz, el debutante Kabeya y Aparicio). Pero la experiencia de los Garrote, Vall-Llobera, Nualart y Riu (acumulan casi 500 partidos en las categorías LEB) junto a la fuerza del joven Fradera pronto tomaron las riendas del partido. Y lo hicieron a base de triples. Garrote, Vall-Llobera y Nualart, uno por barba, pusieron el 8-11 aunque un gancho de otro ex Vic, Edu Villacampa, consiguió empatar a 11. Fue la última igualdad del partido. Un parcial de 0-10 iniciado con otro triple de Nualart y finalizado con un 2+1 del canterano Manel Freixas disparó la diferencia hasta los 10 puntos que era la que registraba el marcador al final del cuarto tras un rebote ofensivo de Albert Roma (13-23).

Con un excelente Xevi Soler en pista, las diferencias llegaron a los 15 puntos (17-32) momento en que Josep Maria Torres puso a sus hombres en zona. Cuando las diferencias volvía a estar por debajo de los 10 puntos otro triple de Nualart (acabó con 5 de 8) castigó a la defensa local. Cuando más daño hizo el equipo de Josep Maria Torres a sus rivales fue en el tramo final del segundo cuarto. La presión a la subida del balón del CB Vic en toda la pista consiguió romper la fluidez del equipo líder. Un parcial de 8-1 acercó al Avantmèdic Lleida hasta los 6 puntos (34-40) que fueron 7 al llegar al descanso (36-43) en el único parcial favorable a los locales liderados por el joven e incisivo Juanpi Sutina (9 puntos en la primera mitad).

El Ferrer CB Vic pareció salir dormido del descanso y entre Villacampa y el congoleño Kabeya propiciaron el máximo acercamiento leridano (43-40). Los de Jordi Balaguer se encomendaron otra vez a la defensa y se entró en una fase de muchas pérdidas locales (hasta 8 en este cuarto) con la defensa del Ferrer CB Vic forzando recuperaciones, lanzando contraataques, con Xevi Soler de estilete, y anotando canastas fáciles hasta volver alcanzar los dos dígitos de diferencia tras el segundo triple sin fallo de Edu Riu (44-55) además de provocar la quinta personal del joven senior de primer año Konan. Los mismos 11 puntos de diferencia se mantenían al final del cuarto (48-59) con un balance excelente (+3) de balones recuperados-balones perdidos por parte de los visitantes (15-12).

Jordi Balaguer no quería sorpresas como en otros partidos y cortó de raiz un cierto relajo defensivo al inicio del último parcial (tiro fácil concedido y rebote defensivo perdido) con un tiempo muerto a 9 minutos del final tras poner Edu Villacampa (el mejor anotador local con 15 puntos) el 51-59. Un triple de Martí Nualart y una jugada marca de la casa con 2+1 de JJ Vall-Llobera hicieron pedir esta vez al entrenador local un tiempo muerto que no pudo evitar un parcial de 0-10 que rompió definitivamente el partido (53-72) y puso la máxima diferencia de 19 puntos. Se pudieron ver de los mejores minutos de Albert Roma esta temporada, anotando, asistiendo y dominando la pintura. También fue la fase de más desorden donde a veces la velocidad era sinónimo de precipitación y pérdidas. Sutina y Kabeya se unieron a Villacampa como los locales que más aportaron mientras Juli Garrote engordaba su estadística y cerraba el partido con un triple espectacular "marca de la casa" sobre la bocina (64-82) tras un último parcial de 16-23.

A los de Osona les llega ahora el reto de afrontar la Final a 4 de la XXVIII Lliga Nacional Catalana EBA que se disputará en Vic el próximo fin de semana, el del puente de la Constitución y la Inmaculada en la que no hay jornada de liga EBA. En el recuerdo, la última vez los de Osona, también con Jordi Balaguer al frente, disputaron esta competición, en la temporada 2004-05. El Ferrer CB Vic fue campeón en el Palau Sant Jordi con Joan Balanzó y Edu Riu de rivales formando parte del CB Olesa. Martí Nualart fue el MVP del partido (20 puntos y 26 de valoración) y Xevi Soler también formó parte del equipo ganador. Pero no será nada fácil repetir triunfo. Por el camino se encontrará en las semis del domingo 6 de diciembre a las 19:00 horas al segundo equipo más enrachado en estos momentos de la EBA tras el CB Vic (8 victorias consecutivas), el CB Sanfeliuenc, que ha encadenado esta jornada su tercera victoria consecutiva. Antes, en la otra semifinal, el Mollet y el Vila-seca también se disputarán el derecho a estar en la gran final del día 8 a las 18:00

Destacados:
Avantmèdic Lleida: Edu Villacampa (15 puntos con 7/8 T2, 5 rebotes, 3 faltas recibidas y 19 de valoración), Juanpi Sutina (13 puntos, 2 rebotes, 4 faltas recibidas y 13 de valoración) y Armand Kabeya (12 puntos, 6 rebotes, 2 recuperaciones, 5 faltas recibidas y 13 de valoración).
Ferrer Club Bàsquet Vic: Edu Riu (17 puntos con 2/2 T3, 5 rebotes, 3 recuperaciones, 6 faltas recibidas y 18 de valoración), Martí Nualart (16 puntos con 5/8 T3, 3 rebotes, 2 asistencias, 2 recuperaciones, 3 faltas recibidas y 15 de valoración), Joan Jordi Vall-Llobera (11 puntos, 4 rebotes, 2 recuperaciones, 2 faltas recibidas y 11 de valoración) y Xevi Soler (10 puntos con 5/5 T2, 3 rebotes y 11 de valoración).

J 09. Ferrer CB Vic - Sedis Mausa: 74-71

El dato: Frigoríficos Ferrer debutó esta temporada como patrocinador del CB Vic en el partido contra el Sedis Mausa. Frigoríficos Ferrer ya fue patrocinador del equipo en el periodo comprendido entre la temporada 1999-2000 y la 2004-2005 primero como CB Vic Felipeix y después como Ferrer CB Vic. Fue la etapa en que el equipo subió de Copa Catalunya a Liga EBA y, finalmente, consiguió el ascenso a LEB-2. La profesionalización del equipo en las categorías LEB forzó su salida como patrocinador principal, al dispararse los presupuestos, sustituyéndole la promotora Akasvayu. En la etapa bajo la denominación de Ferrer CB Vic, el equipo ganó la primera Lliga Catalana EBA en el Palau Sant Jordi. Pronto tendrá la oportunidad de luchar por la segunda que se disputará precisamente en Vic los próximos 6 y 8 de diciembre.

El Vic vence al Sedis Mausa para consolidar su liderato

Con un balance de 8-1, el Ferrer CB Vic saca dos victorias al segundo clasificado, el Monte Ducay Olivar al que ya venció en Zaragoza, y tiene dos derrotas menos que un grupo de 4 equipos entre los que están el propio Olivar, el Platges de Mataró que visitará Vic el próximo 12 de diciembre, el Sedis Mausa al que derrotó esta jornada, y el CB Granollers ante quien encajó su única derrota.

Partido importante de cara a la parte alta de la clasificación ya que el Sedis Mausa llegó a Vic habiendo encajado tan solo dos derrotas y estando invicto en sus salidas. Para afrontar el choque, a la baja ya conocida de su pívot Albert Masllorens, se sumó esta vez la del escolta Marc Vila.

Y el Sedis demostró el por qué de su clasificación y empezó el partido tomando la iniciativa gracias al trabajo ofensivo de Albert Ros (ex del Vic en dos etapas, una en EBA y una en LEB-2) que anotó los dos primeros balones que lanzó (4-8). Un triple de Martí Nualart y dos canastas bajo el aro de Adrià Fradera dieron la primera ventaja al Vic a mediados del cuarto (11-10). En la lucha entre el mejor ataque (Sedis) y la mejor defensa (Vic) de la EBA grupo C, parecían ser los de la Seu d’Urgell los que imponían el ritmo. El duelo Riu-Nwadike echaba chispas y acabaron los dos damnificados cargados de personales (2 personales para cada uno). El partido se estabilizó en la igualdad que se repitió tres veces hasta el 18-18. El acierto de JJ Vall-Llobera (3/4 en T2) y Juli Garrote (2/3 en T2) compensaba la poca aportación de Riu y Roma, sin acierto bajo los aros. Por el contrario, los de José María González movían el balón con criterio y se mostraban bastante acertados desde el exterior con 3/6 triples, el último de Francesc Sansa contestado con una contra de Joan Jordi Vall-Llobera que cerró el cuarto (21-22).

La salida del segundo cuarto del Sedis Mausa fue meteórica con un parcial de 0-7 con despistes defensivos locales (puerta atrás), problemas de balance (alguna contra recibida) y sufriendo otra vez el acierto de Albert Ros (11 puntos en 13 minutos). Tres minutos estuvieron sin anotar los locales hasta el 2+1 de Manel Freixas forzando el primer tiempo muerto de Jordi Balaguer (23-28). Pero 5 puntos consecutivos de Valentí Sala pusieron la máxima distancia para los visitantes (23-33). Diez puntos que hicieron saltar todas las alarmas y llegó la respuesta. Juli Garrote y Martí Nualart se reencontraron con el triple (31-34) y el escolta salió para fajarse en el marcaje de Albert Ros que dejó de anotar hasta el último cuarto. El partido volvió por los mismos caminos de la igualdad de toda la primera parte, y con los mismos problemas del Ferrer CB Vic para jugar por dentro (2/10 de los interiores bajo canasta). Joan Balanzó demostró el daño que puede hacer cuando se abre para recibir y Juli Garrote cerró el parcial de 16-16 con un triple sensacional sobre la bocina marca de la casa, para un emocionante 36-37 en el descanso. Valentí Sala y Albert Ros (11 puntos cada uno) estaban siendo los máximos anotadores del partido seguidos de cerca por los 10 puntos de Juli Garrote.

La reanudación coincidió con la tercera personal de Nwadike y una entrada de Juli Garrote que devolvió el mando a los de Osona tras más de 14 minutos por detrás en el marcador. La réplica de los de la Seu d’Urgell fue rápida y contundente por parte de los más jóvenes con un 0-6 en dos jugadas de tres puntos (2+1 de Sergi Guardia y triple de Kevin Puigbó). El atasco ofensivo de los de Jordi Balaguer era importante con 3 puntos anotados en cinco minutos cuando un certero Valentí Sala volvió a poner distancias en el marcador (39-45). Una vez más, el Ferrer CB Vic renació a partir de la defensa. Cerró su canasta a cal y canto y Pau Vila imprimió un intenso ritmo de juego anotando y asistiendo (con 6 asistencias fue el top de la semana) como cuando asistió a Joan Balanzó para un parcial de 8-1 que volteó el marcador (47-46). De poco sirvió el tiempo muerto de José María González. El parcial siguió creciendo y Edu Riu pudo, por fin, romper una mala racha anotadora que se había prolongado durante más de 6 cuartos (más de 60 minutos sin anotar). El 14-1 lo cerró un acertadísimo Balanzó (acabó en 3/4 de T2 y 2/3 de T3). El parcial del cuarto había sido de 17-9 para el 53-46.

En el último periodo pareció que el Ferrer CB Vic estaba decidiendo el partido con unas ventajas que no dejaban de crecer. La salida fue un 6-2, otra vez con Balanzó de protagonista y con la defensa del Sedis Mausa flojeando más que nunca lo que provocó el rápido tiempo muerto visitante (59-48). Una jugada de 4 puntos del Sedis (2+1 no convertido por Roger Vilaró y 2 tiros libres de Nwadike tras el rebote ofensivo) fue un ligero parón en la debacle visitante, víctima de los mejores minutos ofensivos de los de Jordi Balaguer. La distancia creció hasta los 16 puntos. Del 39-45 se había pasado al 71-55 (parcial de 32-10 en 11 minutos). El partido parecía decidido cuando José María González gastó su último tiempo muerto a 3:21 del final. Pero nuestro deporte es así. Cuando nadie daba un duro por el Sedis Mausa, Albert Ros enchufó dos triples consecutivos que los puso en el partido (71-63 a 2:10 del final). Nervios en el bando local y tiempo muerto de Jordi Balaguer con salida a pista de Martí Nualart que se volvió a fajar con Albert Ros sin poder evitar un nuevo triple ni que cerrara desde el tiro libre un parcial de 0-14 (71-69) a 24 segundos del final. Aquí los jugadores del Sedis se despistaron para desesperación de José María González, y permitieron las cuatro esquinas del Ferrer CB Vic tardando un mundo en cometer falta. A 12 segundos del final el Sedis entró en bonus. Pero en el saque de banda de la cuarta falta, Carlos Posse señaló antideportiva de Nwadike sobre Martí Nualart cuando salía del bloqueo para recibir el balón. Los dos tiros libres anotados y la posesión local hacían el partido irrecuperable para el Sedis (73-69). Pero aún hubo tiempo para la segunda antideportiva de Posse a Nwadike (ésta más discutible) sobre el capitán del Ferrer CB Vic, que comportó la descalificación del nigeriano, y tiempo para la última canasta del partido (74-71) conseguida por Albert Ros tras recuperación (15 puntos en este último cuarto y 26 en el global del partido).

Destacados:
Ferrer Club Bàsquet Vic: Adrià Fradera (6 puntos, 9 rebotes, 5 faltas recibidas y 12 de valoración), Joan Balanzó (13 puntos con 2/3 T3, 4 rebotes, 3 faltas recibidas y 11 de valoración) y Pau Vila (4 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 3 faltas recibidas y 10 de valoración). Los máximos anotadores locales fueron Juli Garrote y Martí Nualart con 14 puntos.
Sedis Mausa: Albert Ros (26 puntos con 5/9 T3, 3 rebotes, 6 faltas recibidas y 22 de valoración) y Valentí Sala (15 puntos con 7/8 en tiros de campo, 3 rebotes y 16 de valoración).

J 08. Milner-Arenys Bàsquet - Ferrer CB Vic: 64-91

El dato: La pasada semana Jordi Balaguer recibió la oferta para entrenar al BC Andorra de LEB Plata que se quedó sin entrenador por la dimisión de Joan Carles Pié por incompatibilidad laboral. Jordi Balaguer, tras estudiar la oferta que incluía un condicionado que no aceptó para tener el segundo año de contrato garantizado, y tras valorar otros aspectos como el familiar y el esfuerzo realizado por la directiva del equipo de Osona, decidió rechazar la oferta y quedarse en Vic a pesar de que su contrato tiene una cláusula que le permite irse si es para ir a una categoría superior.

Joan Jordi Vall-Llobera mostró el camino

El escolta del equipo de Osona hizo una segunda parte espectacular y mostró el camino a su equipo para derrotar a un Milner-Arenys Bàsquet que aguantó al líder hasta el minuto 24. No empezó bien el partido para JJ Vall-Llobera, que como ha ocurrido otras veces, se cargó pronto de personales y se fue al descanso con poco más de 6 minutos jugados en el primer cuarto y -2 de valoración. Pero su segunda parte fue realmente espectacular: 13 puntos en el tercer cuarto y 10 puntos en el último, con una valoración de 29 en los segundos 20 minutos al añadir a los 23 puntos (9/11 T2 y 5/6 TL), una ración de 2 rebotes y 5 faltas recibidas, además de las asistencias y recuperaciones (un mínimo de tres) que el “virus EPC” (estadística en pista contraria) le escamoteó no por mala fe sino por falta de medios (un solo responsable de llevar todas las estadísticas con la dificultad de identificar las acciones de jugadores visitantes).

El comienzo del partido fue favorable a los de César Saura, que alcanzaron la máxima ventaja a los 4 minutos de juego (10-4). La respuesta vino de la buena mano de Juli Garrote, con dos triples para frenar un buen arranque local (10-10). La salida de Jordi Badia coincidió con un parcial de 7-0 que volvió a adelantar a los del Maresme, esta vez de 5 puntos (17-12) con el buen hacer del incombustible Dani Pérez (10 puntos en este cuarto, pese a lanzar con casi todos los tiros punteados). Pero la respuesta del bloque de Jordi Balaguer, donde 6 jugadores ya habían anotado, y con el ritmo que permite la rotación de 10 jugadores que ya habían entrado en acción, consiguió equilibrar otra vez el marcador (21-21).

La mejor defensa de la liga se pudo ver en acción en el segundo cuarto en el que el Milner-Arenys Bàsquet solo fue capaz de anotar una canasta de campo (Jordi Via asistido por Dani Pérez) en los primeros 8 minutos (26-34), mientras entre los de Osona destacaba el trabajo de Pau Vila (parcial de 5-13). No fue hasta el último minuto previo al descanso en que llegó la reacción local en forma de 7-2 merced a tres tiros libres de Dani Pérez, tras recibir personal más allá de 6,25, a un rebote ofensivo del más bajito en pista, el base Isaac Gibert (en la que fue la segunda canasta de campo en 9 minutos) y al último acierto de Dani Pérez con la que se llegó al descanso (33-36).

En el tercer cuarto los dos equipos recuperaron la efectividad. La igualdad se mantuvo hasta el minuto 4 en que las acciones de Jordi Badia permitieron por última vez poner a su equipo por delante en el marcador (43-42). Fue el momento en que los de Jordi Balaguer dieron una vuelta de tuerca más. Joan Jordi Vall-Llobera lideró a su equipo a base de defensa, garra, velocidad y efectividad. Suyas fueron 6 canastas incluida una acción de 2+1 (13 puntos en este cuarto). Una técnica al banquillo local, con Juli Garrote transformando los dos tiros libres, no ayudó. Las pérdidas del equipo del Maresme se sucedían (acumuló 20 en el partido) y daban lugar a recuperaciones y canastas fáciles visitantes que en 6 minutos hicieron encajar un 10-20 que rompió por primera vez el partido (53-62).

A Dani Pérez (15 puntos en la primera mitad) se le sumó el peso de las personales al cansancio acumulado de luchar contra una férrea defensa. Nadie fue capaz de tomar el timón ofensivo con Albert Berenguer, Jordi Vía y Alexis Vinyals bastante apagados. Por el contrario, Joan Jordi Vall-Llobera seguía enchufadísimo bien secundado por los más jóvenes del equipo de Osona, Pau Vila y Manel Freixa. Los tres fueron los protagonistas de jugar a un ritmo frenético, siguiendo con el recital recuperador, y los máximos responsables de poner a su equipo 19 arriba (59-78) a falta de cinco minutos para el final (parcial 6-16). El partido estaba visto para sentencia. En los minutos finales lucieron las asistencias de Juli Garrote que fue precisamente el que cerró el marcador (64-91) con su tercer triple (13 puntos). En este cuarto (11-29) el Arenys no había conseguido ninguna canasta de dos, víctima de la defensa rival. Tan solo fue capaz de anotar tres triples (2 de Dani Pérez), y dos tiros libres.

Con su sexta victoria consecutiva, el CB Vic se destaca en cabeza. El “partido de la jornada” será el próximo sábado en Vic, con el enfrentamiento entre los dos equipos con menos derrotas de la liga, el CB Vic (balance 7-1) contra el Sedis Mausa (balance de 5-2). Allí se podrá ver el mejor ataque de la liga del Sedis Mausa (85 puntos por partido) contra la mejor defensa (65 puntos recibidos del CB Vic). Allí estaremos.

Destacados:
Milner-Arenys Bàsquet: Dani Pérez (21 puntos, 3 rebotes, 2 recuperaciones, 6 faltas recibidas y 23 de valoración).
Club Bàsquet Vic: Joan Jordi Vall-Llobera (23 puntos con 9/11 T2, 2 rebotes, 3 recuperaciones, 5 faltas recibidas y 27 de valoración), Pau Vila (15 puntos con 6/8 T2, 2 rebotes, 3 recuperaciones, 3 faltas recibidas y 16 de valoración) y Adrià Fradera (14 puntos con 6/9 T2, 2 rebotes, 3 faltas recibidas y 10 de valoración).

J 07. Ferrer CB Vic - Recambios Gaudí CB Mollet: 75-73

En la prórroga y por los pelos

El Club Bàsquet Vic no falló aunque sufrió mucho y precisó de una prórroga. La victoria del equipo de Jordi Balaguer combinada con la derrota del Mataró le convierte en el primer líder en solitario de la temporada regular en el grupo C de la Liga EBA.

Los de Osona empezaron el partido demostrando el por qué del liderato. Su juego ofensivo era de encaje de bolillos. Las conexiones entre jugadores, letales. El juego entre pívots ponía en evidencia la defensa en la pintura del CB Mollet (16 puntos entre Riu, Fradera y Balanzó). Con 13-7 en el marcador Alex Coma solicitó su primer tiempo muerto a los cuatro minutos de juego en que Lucho Fernández estuvo demasiado solo ante la canasta rival. Los de Jordi Balaguer ya llevaban 4 asistencias, una por minuto. El tiempo muerto no logró evitar que Edu Riu siguiera recibiendo asistencias de sus compañeros y anotando en la pintura (8 puntos en este cuarto). La oposición llegaba de la mano de Jonathan Ramírez, bien frenado inicialmente pero que se destapó a partir del tiempo muerto mencionado. Suyas fueron todas las canastas del resto del cuarto (14 puntos) excepto una en la que asistió a Curto. Las 8 asistencias en los primeros 10 minutos del CB Vic son un bonito récord que propició el 26-20 del primer cuarto.

En el segundo parcial, las defensas se ajustaron, los ataques se atascaron y el ritmo anotador se frenó. La salida de Marti Nualart a los dos minutos para defender a Jonathan Ramírez hizo que ya no anotará más hasta el descanso. Pero el máximo anotador del grupo C de este curso y de las últimas tres temporadas, en 12 minutos ya había anotado 16 puntos. El protagonismo visitante lo cogieron los hombres de la pintura y entre Lucho Fernández y Albert Griso (12 puntos entre los dos) mantuvieron a su equipo en el partido. Fue precisamente una recuperación y mate de Albert Griso sobre la bocina, la jugada que cerró el marcador al descanso (39-31).

Ramírez, Lucho y Griso siguieron aguantando a su equipo ante el líder, que no conseguía desembarazarse de su rival. El nivel mostrado en el primer cuarto no se reencontró, pero las distancias se mantenían con el 49-40. Fue a partir de este momento cuando el CB Vic se estampó contra la defensa en zona ordenada por Alex Coma. Un parcial de 0-13 con 12 puntos de Jonathan Ramírez volteó el marcador (49-53) al final del tercer cuarto.

En el arranque del parcial definitivo, Griso completó el 0-15 y el CB Vic 6 abajo y contra las cuerdas (49-55). Pero el CB Mollet no supo rematar la faena y los de Jordi Balaguer consiguieron reaccionar. Pau Vila tomó el mando y lideró un parcial de 12-0 que devolvió los 6 puntos de ventaja para los locales (61-55) a menos de cinco minutos del final. Cada canasta costaba un mundo pero Griso, Ramírez y Lucho volvieron a rescatar a los suyos para el 63-62. Una canasta de Edu Riu a 26 segundos del final puso el 65-62. Los de Jordi Balaguer no buscaron la falta y jugaron a defender a muerte. Así pasó más de media posesión sin poder lanzar. Balón fuera y banda para Mollet con 10 segundos (8 de posesión). Fallan el ataque, perdiendo el balón y Vic quiere sacar el contraataque. Una mano corta el pase, el balón queda suelto, y con toda la fortuna del mundo va a parar a las manos precisamente de Jonathan Ramírez que enchufó el triple de la prórroga ¡Qué final! Todavía faltaba un segundo que el CB Vic no pudo aprovechar (65-65).

En el tiempo suplementario, un despiste defensivo permitió a Curto adelantar a los suyos (67-69). Pero ahí surgió la muñeca salvadora de JJ Vall-Llobera que enchufó dos triples consecutivos que podían valer la victoria (75-71). Pero el CB Mollet aún tuvo su oportunidad. Una falta de Edu Riu por empujar con el cuerpo en la presión en medio campo a falta de dos segundos y con 75-73 en el marcador mandó a Albert Griso a la línea de 4,60. Falló el primer tiro y lanzó el segundo a fallar y ¡el rebote ofensivo fue para el Mollet! Los vallesanos aún pudieron lanzar dos veces entre una nube de manos tras sendos rebotes ofensivos y con los silbatos en silencio. Así acabó. BA-LON-CES-TO en estado puro y con Jonathan Ramírez de MVP tras conseguir 38 puntos (en la segunda parte nadie pudo con él), la mejor anotación de la temporada.

Destacados:
Club Bàsquet Vic: Edu Riu (16 puntos, 11 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones y 22 de valoración), Joan Jordi Vall-Llobera (12 puntos con 2/3 T3, 4 rebotes, 2 asistencias, 4 faltas recibidas y 14 de valoración), Adrià Fradera (13 puntos, 8 rebotes y 13 de valoración) y Joan Balanzó (13 puntos, 7 rebotes y 12 de valoración).
Recambios Gaudí CB Mollet: Jonathan Ramírez (38 puntos –top de la jornada- con 6/9 T2, 6/14 T3 y 8/8 TL, 2 asistencias, 7 faltas recibidas y 29 de valoración) y Lucho Fernández (12 puntos, 16 rebotes con 5 ofensivos, 6 faltas recibidas y 25 de valoración).

J 06. Monte Ducay Olivar – Ferrer CB Vic: 57-66

En el duelo entre líderes, el Bàsquet Vic se impone al Monte Ducay Olivar gracias a una buena primera parte y a la excelente defensa durante todo el partido

Los de Pepe Sanromán, que volvían a tener las bajas del lesionado Gayán, del vinculado Arruti y del convaleciente Cilla, se enfrentaron a un Club Bàsquet Vic con la baja de Albert Roma.

Los de Jordi Balaguer salieron enchufadísimos desde el primer cuarto, moviendo bien el balón, con buenos pases para conseguir tiros librados y con acierto exterior. El dominio en el rebote también les permitió correr y anotar. Este acierto se combinaba con la buena e intensa defensa habitual del equipo de Osona. De todos modos, esta defensa no impidió correr a los zaragozanos ni pudo evitar buenas jugadas locales y algunos tiros sin oposición, pero a diferencia de los catalanes, los aragoneses no estuvieron tan acertados. El resultado de lo que hemos contado fue el 12-21 del primer cuarto que concedió la iniciativa del partido al Club Bàsquet Vic.

Y si en el primer parcial los de Osona pusieron los cimientos para encauzar el partido a su favor, se puede decir que el segundo cuarto fue el de consolidación de la ventaja no sin superar algún traspiés producto de la precipitación. Conseguir buenas posiciones en la pintura ante los interiores locales era complicado gracias a la buenas defensa de los de Pepe Sanromán, pero un excelente juego a partir del bloqueo directo, y los pases dentro-fuera o doblados sobre todo de Edu Riu (6 asistencias) combinado con el acierto de los Garrote, Nualart, Vall-Llobera o Soler (todos acabaron con dobles dígitos), hizo posible mantener el ritmo anotador. Pau Vila hizo correr muy bien a su equipo a partir del dominio en el rebote pudiendo de este modo culminar algunos contraataques. El resultado fue otro parcial favorable para los de Jordi Balaguer de 17-21. Por contra, los de Pepe Sanromán llegaron 13 abajo al descanso (29-42) y con la sensación de que con este ritmo anotador iba a ser muy complicado dar la vuelta al marcador.

Pero eso no quiere decir que entregaran el partido. El tercer cuarto fue el de la reacción local, poniendo en dificultades y cargando con personales a la disminuida pintura visitante por la ausencia de Albert Roma. El peso de las personales empezó a ahogar a Balanzó y Fradera, con dificultades también para anotar (2 puntos entre los dos). Tan solo Edu Riu se mantenía sin peligro y era el dueño de la zona (14 rebotes). La defensa interior del Monte Ducay Olivar tiene mucho oficio y desde dentro era muy complicado anotar. Por eso cuando el Club Bàsquet Vic empezó a fallar sus tiros exteriores, el partido se le empezó a complicar. Triquell, un alero alto, conseguía sacar ventajas de su superioridad, y estaba siendo el mejor jugador local, bien apoyado por los interiores Calvo y Ferreira (22 puntos entre los dos). Los fallos visitantes y los rebotes del Olivar propiciaron una fase de dominio local reflejado en algunos contraataques en superioridad numérica y con dos mates del brasileño Ferreira. El resultado fue un acercamiento hasta los 7 puntos pero el Club Bàsquet Vic reaccionó y al final del tercer cuarto (15-12) tan solo pudieron recortar la diferencia en 3 puntos. De todos modos, la sensación era que los de Jordi Balaguer no podían respirar tranquilos (44-54), con la barrera psicológica de los 10 puntos igualada. Y menos si no eran capaces de recuperar el acierto en el tiro de la primera mitad (acabaron en un discreto 6/26 en tiros de tres para el 23%).

Los de Osona volvieron a mejorar en el último cuarto a partir de la defensa, y recuperando sus exteriores el acierto en el tiro corto (el equipo de Vic acabó en un excelente 63% en tiros de dos con 22/35). Sin plantear un cuarto de mantenimiento, llegaron a los minutos finales con cierta tranquilidad y un buen colchón. Lo que al final del tercer cuarto apuntaba a un final de partido complicado, poco a poco se fue clarificando siempre a partir de una defensa que lo máximo que permitió a sus rivales en un cuarto fueron los 17 puntos del segundo parcial, y a los que dejó en un pobre 35% en tiros de dos (13/37) y un discreto 29% en tiros de tres (6/21). De este modo el Olivar no consiguió inquietar a su rival, que llegó cerca del final con 12 puntos de desventaja, que fueron 9 tras el último triple local sobre la bocina.

Destacados:
Monte Ducay Olivar: Carlos Triquell (14 puntos, 8 rebotes, 2 recuperaciones, 3 faltas recibidas y 14 de valoración), José Víctor Ferreira (11 puntos, 5 rebotes, 3 faltas recibidas y 14 de valoración) y David Calvo (11 puntos, 6 rebotes y 13 de valoración).
Club Bàsquet Vic: Edu Riu (9 puntos, 14 rebotes, 6 asistencias, 2 recuperaciones y 18 de valoración), Martí Nualart (14 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 2 recuperaciones, 4 faltas recibidas y 17 de valoración), Joan Jordi Vall-Llobera (10 puntos, 4 rebotes y 13 de valoración) y Juli Garrote (11 puntos, 3 rebotes, 3 faltas recibidas y 10 de valoración).

Los ex ACB destacan en el grupo C de EBA

Jugadores como Roger Esteller, Dani Pérez, Remon Van de Hare, Edu Riu, Cesc Cabeza, Albert Berenguer, Llorenç Mons, Albert Ros o Xavi Ventura, están dejando su impronta en el grupo C de liga EBA e impartiendo lecciones de baloncesto jornada a jornada. Jesús Cilla aún no ha podido debutar por una inoportuna peritonitis en plena pretemporada.

Algunos jugadores veteranos con una larga carrera en ACB como Dani Pérez y Roger Esteller, otros con menos recorrido como Jesús Cilla, y algunos con un debut testimonial en la categoría como Llorenç Mons, Albert Ros y Albert Berenguer, matan el gusanillo jugando al deporte que aman. Xavi Ventura, que ha demostrado en LEB Plata haberse recuperado de su grave lesión, no ha encontrado un contrato mejor en categorías superiores y se mantiene en forma en EBA. Estuvo cerca de volver a la ACB de la mano de Obradoiro con quien probó este verano pero finalmente fue descartado. Otro busca relanzar su carrera en España, volviendo a la categoría en la que se formó, como Remon Van de Hare, y algunos hay, como Edu Riu o Cesc Cabeza, que han renunciado a un contrato en LEB Oro o han preferido jugar en EBA para poder hacer compatible su formación para el futuro y su afición al básquet pero en una categoría profesionalmente menos exigente en cuanto a horas de dedicación y desplazamientos. También queremos hacer un comentario sobre un junior que prometía como Juan Antonio Jobacho, sin debut en la liga ACB pero que conquistó la Copa del Rey 2000-01 con el FC Barcelona. Jobacho priorizó su futuro profesional sobre un incierto futuro en el baloncesto de élite y compite desde hace unos años en EBA. Quizá algún otro me habré dejado, pero ya me disculpareis. Para esto están nuestros lectores con sus comentarios, para rendirles homenaje y reparar mi torpeza.

Para demostrar que nuestro titular es correcto, solo hay que echar una ojeada a la tabla de jugadores más valorados del grupo C de liga EBA. Encontramos a cinco ex ACB en las cinco primeras posiciones, y algunos otros que no andan lejos.

Los ex ACB también lucen en el resto de tablas de los rankings, con numerosas apariciones en el Top 5.

- en la tabla de anotadores, Albert Ros es 2º (21,8 puntos por partido), Dani Pérez 3º (21 puntos por partido) y Roger Esteller 4º (19,3 puntos por partido).
- en la tabla de reboteadores, Remon Van de Hare es el líder con 10,8 rebotes por partido mientras que Edu Riu es 3º (10,3 rebotes) y Roger Esteller ocupa una meritorio 6º puesto (8,3 rebotes) a pesar de su 1,91 m. pero ya se sabe que la experiencia es un grado.
- en la tabla de tapones, desde sus 2,20 metros, el ex blaugrana Remon Van de Hare lidera el ránking con 2,4 tapones por partido y un tope de 6 en la última jornada.
- en la tabla de faltas recibidas, cuatro de los cinco primeros forman parte del colectivo ex ACB. El que más faltas recibe es Dani Pérez con 6,3 de media, reciclado a la pintura desde que juega en EBA (ha iniciado su octava temporada). El 2º es Albert Berenguer con 6,0 mientras Remon Van de Hare es 3º con 5,8 y Roger Esteller 5º con 5,3.

Para cerrar el repaso del lucimiento de los ex ACB en la liga EBA, comentar que se han repartido el MVP en cuatro de las cinco jornadas disputadas:

- Remon Van de Hare tiene el récord de la temporada valorando 40 en la 2ª jornada.
- Roger Esteller fue el MVP de la 3ª jornada valorando 31 (en la anterior valoró 35 tras el holandés).
- Dani Pérez, superactivo a sus 40 años, fue el MVP de la 4ª jornada valorando 37.
- Xavi Ventura fue el más valorado con 32 en la quinta y última jornada.

También comentar que Edu Riu, aunque aún no se ha hecho con un MVP de la jornada, en cuatro partidos lleva cuatro victorias y cuatro dobles figuras (12+10 frente al Sant Nicolau, 10+10 frente al CB Navas, 17+10 frente al CB Sanfeliuenc y 14+11 frente al CB Vila-seca). En el único partido que faltó, su equipo perdió.

Llegados a este punto, hagamos un breve repaso de los 9 jugadores ex ACB del Grupo C de EBA:

Roger Esteller, escolta de 1,91 m. y 37 años (06-07-72) reciclado a funciones de 3-4. Jugador salido de la cantera del Maristas de Sants, que también jugó en el Metropolinano, el Mediterrani, el FC Barcelona, el Grupo IFA y otra vez en el FC Barcelona, todo ello en categorías de formación. El "Tigre de Sants" acumula 483 partidos en ACB en 6 clubs distintos (FC Barcelona, TDK Manresa, Tau Cerámica, Unicaja, Plus Pujol Lleida y Gran Canaria) y una media en su carrera de 9,2 puntos por partido. El palmarés es impresionante y muy extenso. Antes de su última etapa en la ACB, estuvo dos temporadas en la LNB francesa en el Pau Orthez donde fue Campeón de Liga y Copa y fue nombrado el mejor comunitario de la liga. Tras su desaparición de la élite, nuestro compañero Carlos Jiménez le dedicó un artículo titulado ¿Qué fue de Roger Esteller? Su amistad con el que era primer entrenador del CB Olesa, el también ex ACB Joan Penyarroya, le acercó a la liga EBA como también nos contó solobasket.com en el artículo "Roger Esteller, un histórico que vuelve a las canchas". Esta será su cuarta temporadas en EBA, tres en el CB Olesa (con ascenso en la última, frustrado por la desaparición del equipo EBA) y esta temporada ha fichado por el CB Granollers-Abolafio como varios de sus compañeros y junto a Joel Romeu, el que fuera ayudante de Penyarroya en Olesa y ahora entrenador del equipo vallesano. Como ya hemos visto Roger Esteller lidera la tabla de valoración (26 de valoración media), es el 4º mejor anotador y el 6º mejor reboteador, con una excelente media no muy alejada del 20+10 (19,3+8,3).

Dani Pérez, alero de 1,98 m. y 40 años (24-07-69) reciclado a funciones de 3-4. Formado en las categorías inferiores del Joventut de Badalona. 303 partidos en ACB en 5 clubs distintos (Joventut de Badalona, TDK Manresa, Baloncesto León, Caja San Fernando y Cantabria Lobos) y una media en su carrera de 8,8 puntos por partido. Otro jugador con un curriculum envidiable y un palmares extenso donde destacan una liga Europea, una copa Korak y un subcampeonato en la Recopa con el Joventut de Badalona además de una Copa. En el TDK Manresa fue nombrado "mejor sexto hombre" por la revista Gigantes del Basket. Tras su etapa ACB, que terminó en el Cantabria Lobos (temporada 2000-01), su primer equipo en EBA fue el CB Montcada en el que se convirtió en un clásico jugando un total de siete temporadas, hasta que el equipo abandonó la liga por problemas económicos. Su etapa formando tándem con Maiol Cisteró fue memorable. Su relación con César Saura, que había sido su entrenador en el club de Montcada i Reixac, le llevó al Milner-Arenys Bàsquet donde inicia su octava temporada en EBA con un gran rendimiento a pesar de sus 40 años. Dani Pérez no está en la liga EBA para pasearse, no en vano es el segundo jugador más valorado (24,5 puntos de media) y el tercer mejor anotador (21 puntos por partido) además de ser el jugador que más faltas recibe en la liga con 6,3 de media.

Jesús Cilla, alero de 1,96 m. y 32 años (10-01-77). Formado en las categorías inferiores del CB Zaragoza. Conoce la liga EBA pues fue donde debutó en el CN Helios de su ciudad natal y donde jugó tres temporadas. Tuvo también un paso por las ligas LEB (Menorca y Plasencia). Su llegada a la ACB fue con el ascenso del Minorisa.net Manresa en el que participó. Ha disputado 78 partidos en ACB en 3 clubs (Ricoh Manresa, Tau Vitoria y Cajasol de Sevilla) y una media en su carrera de 4,3 puntos por partido. Después de su etapa en Manresa y antes de volver a la ACB tuvo la oportunidad de jugar en su equipo de formación, el Cai Zaragoza en la liga LEB, y de volver a Plasencia. Nuestro compañero Pablo Romero le incluyó la temporada pasada en uno de los artículos de la serie “jugadores sin contrato”. Esta temporada ha fichado por el equipo de EBA de su ciudad, el Monte Ducay Olivar. Un ataque de peritonitis horas después de un partido de Copa Aragón contra el Cosehisa Monzón, quizá debido a algún golpe recibido, le obligó a pasar por el quirófano. En pleno periodo de recuperación, aún no ha tenido la oportunidad de debutar en EBA en la que será su cuarta temporada en la categoría tras las tres iniciales en el CN Helios.

Edu Riu, pívot de 2,02 m. y 27 años (14-05-82) salido de la cantera de la S.E. Casal Vilafranca, de donde pasó a las categorías inferiores del CB i UM. Debutó en LEB en el Minorisa.net Manresa y en EBA en las filas del CB Vic. Antes de su etapa ACB en el Ricoh Manresa jugó en EBA en el CB Olesa, equipo vinculado, y en el WTC Cornellà en la LEB 2. Su debut en la ACB se produjo en la temporada 2004-05 cuando entró en el equipo manresano para suplir al lesionado Harper Williams. Ha disputado 19 partidos en ACB en el Ricoh Manresa a lo largo de dos temporadas, con una media en su carrera de 0,9 puntos por partido. Volvió al Club Bàsquet Vic para participar en la etapa dorada del equipo de Osona, colaborando activamente en la consecución de la Copa LEB Plata y en lograr el ascenso a LEB Oro. Tras una temporada en el CB Tarragona 2017 en LEB Plata, tuvo la oportunidad de renovar y disputar la LEB Oro con los de Tarragona pero prefirió volver a Vic junto a ex compañeros, reencontrándose con Jordi Balaguer, y pensando en completar su formación de cara al futuro en una categoría profesionalmente menos exigente en cuanto a horas de dedicación y desplazamientos.

Remon Van de Hare, pívot holandés de 2,20 m. y 27 años (23-05-82). En 1999, el FC Barcelona incorporaba a su equipo júnior a un joven Remon Van de Hare, que provenía de las categorías inferiores del Piranhas de Amsterdam. Entonces contaba con 17 años y medía la friolera de 2,18 metros. El jugador se formó en el equipo blaugrana de EBA donde jugó a los largo de cinco temporadas. Su primer partido ACB fue en la temporada 2001-02. Acumuló un total de 9 partidos, siempre en el FC Barcelona, a lo largo 4 temporadas distintas, con una media en su carrera de 0,7 puntos por partido. Tras su descarte blaugrana inició un periplo del que ya tuvimos noticias en solobasket.com gracias al artículo de nuestro compañero Mariano Galindo "El último destino de Van de Hare". Fue drafteado por la NBA y su periplo le llevó por pistas de Eslovenia, Chipre, Alemania o Ucrania. Desde Chipre ha vuelto esta temporada a su liga EBA de formación, jugando en el Platges de Mataró y buscando relanzar su carrera.

Cesc Cabeza, ala-pívot de 2,01 m. y 28 años (27-7-1981). Nacido en Sabadell, fue uno de los júnior de oro de la preciada generación 80-81. Internacional en categorías inferiores. Disputó el Europeo cadete de 1997 en Bélgica y el verano del 1999 le arrebataron la medalla de oro a la superfavorita EEUU en los Campeonatos del Mundo U19 de Lisboa. Formato en las categorías inferiores del F.C. Barcelona, con el que disputó la liga EBA durante dos temporadas, debutó en la liga LEB en Cornellà con el Llobregat Centre. Asimismo vivió su primera experiencia en la LEB2 las temporadas 2002-2003 y 2003-2004 en las filas de WTC Cornellà. Tras pasar por el Cáceres 2016 de LEB, el Palma Aqua Mágica lo reclutaba para su primer proyecto en la liga LEB pero el Lagun Aro Bilbao se cruzó en su camino y el jugador se incorporó a las filas del equipo vasco, dónde hizo su debut en la ACB en la temporada 2005-06 jugando 8 partidos pero con muy poca participación y sin llegar a anotar. Hace tres temporadas se produjo el retorno a su Sabadell natal. Hace dos temporadas cuajó un buen año en lo personal, pero pasó muchos sufrimientos y contratiempos junto a su equipo a lo largo de la temporada que culminaron con el descenso. El curso pasado disputó la LEB Bronce con el Sant Josep de Girona en otro buen año en cuanto a números. Este año se graduará como Licenciado en Comunicación Audiovisual mientras juega en EBA en el equipo de su ciudad.


Xavi Ventura, base de 1,92 m. y 27 años (12-12-1981), emergió de la prolífica fábrica de jugadores de baloncesto que es la ciudad de Badalona. Se formó en la Escola Minguella y, tras su paso por el Sant Josep se fue a la UE Montgat donde estuvo tres años antes de llegar a la Penya donde debutó a los 18 años en la liga EBA. En la temporada 2001-02, las lesiones de Stephane Dumas y Max Reale hicieron que un joven Xavi Ventura, con 19 años, fuera llamado por Manel Comas para el equipo ACB del Joventut de Badalona donde llegó a disputar 6 partidos dando minutos de descanso a Rafa Jofresa. Su media en ACB fue de 1,2 puntos por partido. Su progresión como jugador la siguió en las ligas LEB donde llegaron los contratiempos en forma de grave lesión de rodilla de la que recayó. Tras una larga travesía en el desierto y de varios años sin jugar, volvió a las pistas como recordamos en un artículo en solobasket.com. Tras su reaparición, ha demostrado su nivel en la LEB Plata. Este mismo verano, hace pocos meses, estuvo a punto de volver a la ACB probando en el Xacobeo Blu:sens Obradoiro pero finalmente fue descartado. La crisis, con la desaparición de bastantes equipos, ha dejado a muchos jugadores de calidad sin poder fichar en la categoría que les correspondería. Xavi Ventura decidió mantener la forma y matar el gusanillo del basket volviendo a Sabadell, la ciudad de su reaparición, jugando en las filas del CE Sant Nicolau.

Albert Berenguer, alero barcelonés de 2,00 m. y 30 años (30-07-79), reciclado a funciones de ala-pívot en la liga EBA. Tras jugar en la UE Gaudí y la UE Claret (mi equipo de formación), se incorporó a las categorías inferiores del Joventut de Badalona. Debutó en la antigua 2ª división en el CB l’Hospitalet antes de iniciar un periplo lejos de su tierra con el ADM de Molina de Segura, para debutar en LEB en el Lucentum Alicante y repetir en Murcia. Volvió a EBA en tierras extremeñas con el Cáceres CB. Allí tuvo la oportunidad de debutar como vinculado en la ACB con el equipo cacereño con 21 años (temporada 2000-01). Jugó 4 partidos con una media de 1,8 puntos por partido. Tras un largo periplo por las ligas LEB’s (Cornellà, Ourense, Los Barrios, UB Sabadell...), volvió a aterrizar en la EBA. Albert sería otro ejemplo de jugador treintañero que mata su afición al baloncesto jugando en esta categoría a un excelente nivel. Jugó dos temporadas en el CB Olesa. En la última quedaron campeones del grupo C y consiguieron el ascenso. Los problemas económicos del club, que prefirió volcarse en el equipo femenino, hicieron renunciar no solo al ascenso, sino también a seguir en EBA. El grueso de los componentes del CB Olesa recalaron en Granollers, pero Albert Berenguer se decantó por el Milner-Arenys Bàsquet donde está jugado su cuarta temporada en la categoría (contando su etapa en el Cáceres CB).

Llorenç Mons, escolta de 1,86 m. y 33 años (13-05-76). Formado en la cantera del AECC Mataró, llegó a las categorías inferiores del FC Barcelona en edad infantil. Debutó en EBA con el vinculado blaugrana C.C. LLobregat Cornellà en la misma temporada en que disputó su primer partido en la ACB. Acumuló un total de 3 partidos con el FC Barcelona a lo largo de dos temporadas. El grueso de su carrera se ha desarrollado en las ligas LEB’s en un largo periplo por las tierras de España (Inca, Coruña, Murcia, Ponts, Burgos y Huesca donde estuvo 4 temporadas). Con los alto aragoneses formó parte de una gran plantilla en EBA (Frederic Castelló, Fernando Ubide, Antonio Gómez, Benito Doblado, Marcos Gamero, Víctor Alemany, Javier Betrán, Miguel Alberto Montañana...), en un proyecto hecho claramente para ascender a LEB2. Y lo consiguieron en la Fase Final disputada en Palencia. En Huesca estuvo tres temporadas más, manteniendo la columna vertebral del equipo, y disputando con buenos resultados la LEB2-LEB Plata. El “fin del ciclo” en el equipo peñista, le llevó otra vez a “su” Mataró donde está iniciando su segunda temporada en el Platges de Mataró aunque acumula un total de ocho temporadas en la categoría EBA (precisamente fue “Gigante de EBA” en el Sant Josep de la lejana temporada 1999-00 según la revista Gigantes del Basket).

Albert Ros, alero de 1,93 m. y 28 años (15-07-81). Salido de la cantera del FD Cassanenc y formado en las categorías inferiores del CB Girona. Debutó en EBA con el Club Bàsquet Vic y en LEB2 en el CB Calpe antes de su debut en la ACB en la temporada 2004-05 con el Casademont Girona donde jugó un único partido. Tras un periplo de cuatro temporadas por las ligas LEB (Calpe, Valls, otra vez Vic y l’Hospitalet), volvió a EBA donde se ha convertido en un referente anotador allí donde ha jugado. Sus dos primeras temporadas, después del retorno a la categoría, las jugó en el BC River Andorra. Después se desplazó unos pocos kilómetros y esta temporada está iniciando su segundo curso en el Sedis Mausa de la Seu d’Urgell. Sus virtudes anotadoras brillaron especialmente la temporada pasada en que se proclamó segundo máximo anotador de la liga (23,1 puntos por partido) tras Jonathan Ramírez, posiciones que curiosamente se repiten en este comienzo de temporada.